Inteligencia Real Aplicada


Inteligencia Real Aplicada, Tecnología, Nueva Cultura y Patología II

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 22 julio 2013
Tags: , , ,

Las tecnologías relacionales nos permiten saber de un amigo que está a 9.000 kilómetros y tener respuesta sobre cómo es su vida de manera prácticamente inmediata, y sucede algo similar con las empresas, que pueden solucionar y ahorrar tiempo y dinero, hacer cosas que antes no eran posibles, que se demoraban mucho y que costaban muchísimo en viajes y hoteles. Todo esto es una clara ventaja tanto en asuntos particulares como empresariales, ya que se perdía el contacto en muchas ocasiones con ciertas personas importantes para nosotros, y las empresas había cosas que ni siquiera se planteaban hacer, mientras que ahora los temas On Line son su gran línea de negocio.

Social media application on digital devices

Pero aquí también estamos pagando una buena tasa con importantes daños personales.  Cada vez nos relacionamos menos realmente y tenemos más, por llamarlo de alguna manera, pseudorelaciones. El contacto es menos directo y de menor calidad, y este contacto es imprescindible, algo que necesitamos tanto socialmente como en la vida laboral. Nos hace sentirnos mejor, nos anima e ilusiona, no podemos olvidar la importancia del valor relacional afectivo, en nuestras relaciones vitales y en las de trabajo, que es una de las cosas que más nos aporta en la vida, y que sin esto, nuestro ánimo se ve claramente resentido. Son refuerzos emocionales de primera calidad para nuestra felicidad real, y sin embargo, no nos estamos dando cuenta ni a nivel individual ni colectivo porque nuestro programa inteligencia no se está enterando de que no es lo mismo ni suficiente.

Hay un creciente aislamiento personal que está haciendo que las personas se sientan más solas realmente. Es algo que cada vez vemos más en los despachos de psicología: las personas vienen con su estado de ánimo bajo y no saben qué les pasa ni cuál es el motivo, y es que pasan 8 horas en el trabajo con relaciones que solamente son productivas sin cuidar lo relacional afectivo, y otras tantas en casa con dispositivos tecnológicos, pero no tienen relaciones tangibles más que un poco de su tiempo laboral y no laboral. Demasiado pocas para que sea rentable para nuestra salud y nuestra felicidad. No hay afectividad, no hacemos cosas en común, no compartimos en directo, no olemos, palpamos, contactamos,…ni en un entorno ni en el otro, es un productivismo e individualismo que nos está pasando una factura muy alta sin que nuestro programa inteligencia se dé cuenta.

Pero también hay ya un porcentaje cada vez mayor de gente que no ha desarrollado o ha ido perdiendo las habilidades sociales directas; pueden ser muy buenos en las relaciones tecnológicas que son las de distancia, pero sólo en estas. Como todo, este tipo de aprendizajes, las directas, es algo que hay que entrenar de forma suficiente como para no olvidarlas, en el caso de que las hayamos aprendido, así como manejarlas y dominarlas adecuadamente, y que hay que aprender o reaprender y corregir en función del feedback cotidiano mediante su utilización. Cada vez nos entendemos peor en directo; somos más extraños, intolerantes, egoístas, inflexibles y menos habilidosos, lo que nos daña para poder tener grupos, conocidos, amigos, pareja con cierta soltura y estabilidad, y esto también baja el estado de ánimo y genera ansiedad por lo que el malestar está servido.

Otro de los problemas de Internet es la cantidad de información y la fiabilidad de la misma. Por un lado nos satura al ser demasiada, ingente, y por otro no nos permite distinguir entre datos verdaderos y falsos. Sucede lo mismo que con nuestro cerebro, es decir, no sabemos que es correcto realmente y que es incorrecto, no podemos discriminar adecuadamente y corremos el peligro de que lo que veamos no sea verdad de base y encima lo fijemos en nuestro software para luego aplicarlo, con lo cual se produce un gran problema, ya que además luego generalizamos y nos estrellaremos, pues muchas veces ciertos contenidos, al ser falsos, en lugar de ayudarnos nos facilitan dañarnos más de lo que pensamos. Es como si leyéramos que para la salud es bueno el tabaco y el alcohol, lo diéramos por cierto y lo aplicáramos con toda su intensidad, y además lo generalizáramos a otras drogas porque si unas son buenas, más serían mejor y acabaríamos destrozando nuestra vida.

Un problema más a añadir a los anteriores es crearnos una adicción, es decir, la necesidad de algo de forma imperativa, cada vez en mayor cantidad y con menor demora de los tiempos. Este problema está en pleno crecimiento, cada vez hay más número de personas enganchados a Internet, redes sociales,…, que están con ansiedad por llegar a casa o aislarse, algunos para poder meterse más cómodamente que en el móvil, o los que no pueden salir de su vivienda sin la tablet, o los que están constantemente dentro de una red social o varias, vigilándolas, contestando y no son capaces de hacer casi otras actividades, no son capaces de dejar de contestar aunque estén trabajando, o estudiando, o con amigos y ni siquiera durmiendo, con lo que interrumpen de forma constante estas actividades, no siendo capaces de establecer tiempos para cada una, o si son capaces, a estas de Internet le dedican excesivo tiempo como para tener una vida compensada y saludable.

Pero además esta tecnología nos está haciendo superverificadores y controladores, ya que nos facilitan estas funciones en cosas que no son para nada peligrosas, que es donde habría que serlo. Nos informa de si nos han llamado, cuando, desde dónde, de si lo hemos recibido, abierto, de si ha contestado a otros y no a mí,…generando suspicacias, conflictos y enfrentamientos; problemas sociales gratuitos que van desde tontos a realmente importantes en todos los ámbitos de nuestras relaciones sociales: laborales, amistosas, familiares, de pareja, con el vecino,…

Entonces, cuál sería la moraleja para las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones con la inteligencia, intentando que esta sea Real y Aplicada, sin dejarnos llevar por sesgos en el pensamiento y los bloqueos en la acción, lo cual nos determinaría y quitaría tanto la libertad como la salud, y que pueden producirse por el programa cultural del momento y/o el patológico de cada uno.

Pues que, como cualquier cosa, tienen su parte positiva y negativa, por lo que tenemos que afinar al máximo nuestra inteligencia, para quedarnos con las buenas y no con las malas, intentar utilizar bien este programa, logrando discernir o discriminar lo mejor posible entre lo primordial y accesorio, principal y anecdótico, para utilizar inteligentemente estos nuevos y maravillosos avances, sin que se vuelvan en contra nuestra, y lejos de conseguir esto, que obtengamos lo contrario, y que en lugar de dar respuestas inteligentes y obtener buenos o muy buenos resultados, tengamos respuestas poco inteligentes y los resultados sean de malos a nefastos.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada, Tecnología, Nueva Cultura y Patología I

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 28 junio 2013
Tags: , , ,

Durante el último lustro del Siglo XX y lo que llevamos de Siglo XXI, ha habido una expansión enorme en el campo de las telecomunicaciones y las nuevas tecnologías como no se había dado jamás. En unos veinte o veinticinco años hemos tenido un salto importantísimo en el desarrollo este tipo de tecnologías, que por un lado nos han beneficiado y llevado a un importante desarrollo social e intelectual, pero que por otra parte nos ha dañado también en algunas cosas más de lo que pueda parecer en principio.

En muy poco tiempo hemos pasado de tener un teléfono fijo en casa, el cual daba muy poca información sobre nada, y fallaba más de lo que hubiéramos deseado, que compartían todos los miembros de la familia, a primero tener un teléfono móvil los más avanzados, luego los interesados medianamente y luego casi todos menos los más resistentes, los cuales han acabado cayendo. Pero incluso no sólo tenemos uno, sino que tenemos dos, uno para el trabajo y otro para lo particular y hasta los hay que tienen tres que por diferentes motivos y razones se les hace imprescindibles.

Con los ordenadores e Internet ha pasado lo mismo, de tener un pequeño ordenador que era reservado algunos privilegiados en el trabajo o en casa, no digamos ya los portátiles, que eran algo que sólo poseían los ejecutivos de cierta altura, se ha pasado a que haya como poco ordenador de torre y portátil en la mayoría de las casas y acceso a Internet desde distintos dispositivos.

Nuevas tecnologias y patología

Pero ahora, desde hace bastante poco tiempo, aunque parece que ha pasado ya mucho desde que dejamos atrás nuestro último teléfono móvil, casi todo el mundo tiene uno con acceso a Internet: el smartphone, que es lo último e indispensable, lo que uno ha de tener de manera obligatoria si no quiere ser criticado y censurado por tener algo tan viejo y obsoleto, ya que el que tiene es de al menos dos años, y por supuesto este ha  de tener todas las aplicaciones. Además, si se puede, cómo no tener también una tablet, porque si no se nos quedan cortos los dispositivos con los que navegar en Internet y poderlo hacer de esta forma en casa o en el campo o en la calle con algo de tan reducido tamaño pero que se ve no como el teléfono con el que uno tiene que desojarse.

Por qué ha ocurrido este fenómeno y qué efectos está produciendo, en los individuos es lo que intentaremos explicar desde la perspectiva de la Inteligencia Real Aplicada.

El ser humano tiene en su programa genético la necesidad de comunicarse, lo hemos hecho siempre que hemos podido y de la mejor manera que hemos sabido. El avance tecnológico de estas ciencias ha hecho que surgiera una explosión de información en diferentes dispositivos: smartphones, ordenadores, portátiles, tablets; y de tipos de comunicación: teléfono, sms, e-mail, chats, skype, whatsapp,… en donde ya no sólo podemos decir o escribir palabras y voz, sino que también podemos recibir y enviar  imágenes, presentaciones, vídeos,…lo cual la hace tanto de más utilidad, como mucho más atractiva. Además esta tecnología falla muy poco y tiene una transmisión casi inmediata. Por otra parte, siempre hemos sido curiosos y nos ha gustado ver, curiosear, investigar y la Red nos permite poder hacerlo ofreciéndonos un sinfín de contenidos de todo tipo con que llenar este afán nuestro, lo que es una auténtica revolución  lúdica y cultural.

Pero todo lo que tiene ventajas tiene inconvenientes, porque nuestro programa inteligencia no es tan hábil como nos gustaría, y toda esta tecnología nos está dañando  al tiempo que nos ayuda y creándonos problemas desde pequeños a muy serios.

Por un lado, éste programa está intentado generalizar lo que obtiene de la tecnología de la comunicación y la información a la vida en general. Queremos que las cosas sean tan rápidas como en Internet, tan precisas y con tan pocos fallos, y eso es imposible porque no se pueden obtener muchísimas cosas, y menos las importantes con un clic. Ese entrenamiento en la inmediatez y en que los errores sean microscópicos, hace que en la vida en general nos agobiemos, enfademos y frustremos cada vez con más facilidad e intensidad, porque las cosas no son como queremos, es decir; en nada de tiempo, y encima fallan y no salen con  mucha más frecuencia de lo que nos gustaría, porque los temas vitales son más complejos, menos previsibles y manejables que lo tecnológico. Sin embargo, la inteligencia generaliza este aprendizaje que hemos desarrollado con una tasa muy alta de refuerzo positivo y con un minúsculo número de fallos, lo cual nos está haciendo flaco favor, ya que cada vez somos más vulnerables en la vida en general, cada vez demoramos peor la obtención no inmediata de cosas y el no conseguirlas, o que tarden; nos hace sufrir más, pero no sólo esto, sino que además apreciamos menos lo que sale bien tanto en cantidad como en calidad, y éste es un fácil camino para ser progresivamente más infelices.

Antes, hasta anteayer en nuestra historia inmediata, una carta con un texto y una foto tardaba en llegar al menos unos cuantos días en función de a qué distancia estuvieran las provincias. Ni que decir tiene lo que tardaba de unos países a otros y casi había que olvidarse de que pudiera llegar algún día  de si era a otro continente. Por otra parte, el teléfono era carísimo, no había tarifa plana y era  intocable salvo para algo grave o contadas ocasiones y siempre en función también de la distancia, y fallaba. No se podían dejar mensajes y por supuesto no era transportable. Los telegramas eran muy caros y también para determinados momentos especiales o drásticos, y tenían que hacérnoslos llegar personalmente a casa desde la oficina que los mandaban y para enviarlos el proceso era igualmente complicado.

En cuanto a la información estaba muy reducida a unas cuantas bibliotecas públicas, con poca o regular cantidad de datos, y a las de las facultades a las cuales un pequeño porcentaje de la población tenía acceso. Además no había tampoco una cantidad ingente de sabiduría y mucho menos que fuera apetecible a nivel sensorial para como tener muchas ganas inmediatas de hincarle el diente.

Pero todo eso nos hacía más pacientes, sabíamos esperar más y ser menos exigentes; las cosas las valorábamos, degustábamos y apreciábamos: la carta de un ser querido, unas fotografías, un mapa, poder hablar con alguien cinco minutos cada dos días, conseguir un libro con tal o cual información,… Todo nos llenaba más, sin embargo ahora, el refuerzo de una conducta, y nuestro programa inteligencia, que no es tan listo como nos quisiéramos, nos están llevando a un pozo sin fondo. No disfrutamos de todo lo que tenemos y nos amargamos por lo que no podemos conseguir, como ciertas cosas de la vida: metas, ilusiones, solución de problemas, etc. con tanta facilidad como con las tecnologías, con lo que convertimos, a nivel general, nuestra existencia en algo muy difícil.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Disminución de la Natalidad

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 12 mayo 2013
Tags: , ,

El programa genético nos empuja a la reproducción de forma irremediable, tiene mucha fuerza y está afortunadamente por encima de barreras racistas y clasistas, de consecuencias tales o cuales y de un largo etcétera, y lo ha hecho muy bien, porque hace unos 100.000 años se calcula que los ejemplares del ser humano eran unos 90.000 individuos los cuales, salvo alguna pequeña diferencia, eran prácticamente igual que somos nosotros ahora.

inteligencia real aplicada y reproducciónEn estos momentos la población mundial de humanos está por encima de los 7.000 millones, luego el programa genético y su empuje hacia la reproducción podríamos decir que ha tenido un brutal éxito productivo, tanto que, si no lo frenamos, si no le ponemos cuota, en breve no sabemos bien que va a pasar con la población y los recursos disponibles, los cuales aunque los hemos ido aumentando mucho, cada vez necesitamos más porque somos un ingente número de personas y también porque queremos disponer de muchos más recursos que hace unos pocos años.

A este ritmo dentro de relativamente poco tiempo sería necesario mudarnos de planeta o en posiciones más realistas utilizar o bien el control o bien la ciencia,  para no desbordar al mundo con una población no tolerable. Eso o pensar en vivir todos con muchos menos recursos para en no demasiado tiempo al haberlos agotado todos.

El programa cultural de muchos países dice que los hijos dan la felicidad por encima de todas las cosas y, sin embargo, han ido reduciendo el número de hijos por familia de forma progresiva, lo que significa que algo está cambiando en esos datos con respecto a este tema que nos atañe.

Si los hijos dan la felicidad sobre el resto de las cosas ¿por qué no establecemos correlaciones lineales? si los hijos nos dan la felicidad más que nada en el mundo, y considerando que ahora los medios económicos, sociales y médicos son infinitamente mejores que cuando se tenían 10 y sobrevivían 4 ó 6 hijos de forma habitual…   ¿por qué no tener ahora 12 ó 14 que sí sobrevivirían?

Antes casi todo el mundo tenían todos los hijos que venían, y tanto el padre como la madre dedicaban su vida a obtener lo que podían para poder alimentarlos, vestirlos, a los cuidados, a su supervivencia y mantenimiento. Por lo general dedicaban casi todo el tiempo y el esfuerzo vital a ellos, además como no paraban de venir pues no se descansaba hasta que la naturaleza decidía que ya se había acabado, lo cual no les dejaba margen es sus vidas prácticamente para otras cosas una vez realizada la tarea de la reproducción y el mantenimiento para que el mayor  número de copias genéticas sobrevivieran y continuaran el ciclo hasta que les tocaba morirse.

Progresivamente, dentro del mundo avanzado económica y culturalmente, el número de nacimientos ha ido disminuyendo más y más, tanto que en algunos países ya no hay crecimiento, o el crecimiento de la población es negativo, pero la gente vive muchos más años que hace muy poco y además la calidad de vida también ha aumentado, sobre todo a nivel fisiológico y médico, otra cosa es la realidad psicológica, de eso ya hablaremos algún día.

En este llamado primer mundo, tenemos métodos anticonceptivos para poder pasarlo bien con las relaciones sexuales sin tener los riesgos que antes había de tener hijos, o haciendo que los riesgos sean mucho más bajos; por no hablar claro está de lo importante que son algunos para evitar los problemas de transmisión sexual en parejas no estables. Es como un sueño para el ser humano, refuerzos sin castigos, la séptima maravilla.

Ahora intentamos atrapar la felicidad que nos dice el programa cultural de que tener hijos nos hará más felices, pero pensamos más inteligentemente y establecemos predicciones de castigos y refuerzos en función del número de hijos que se pueden tener, calculando un número ideal en función de nuestras posibilidades económicas, personales y de ayuda familiar para llevar a cabo la crianza de los mismos, así como el esfuerzo que supondría tener este número o el otro. Esto quiere decir sin duda que en muchos lugares del mundo este programa ha cambiado estableciendo un nuevo modelo de pensamiento en el que hemos sustituido datos que nos suponían una rentabilidad vital negativa importante, para quedarnos con una realmente rentable en el asunto de la natalidad, decidiendo tener menos hijos e incluso en algunos casos ninguno, poniendo estos en equilibrio con otras cosas que la vida nos puede aportar o no incluyéndolos en el proyecto vital.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología 

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Sociedades Ricas y Pobres

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 16 marzo 2013
Tags: , , ,

Si revisamos las diferentes sociedades desde la perspectiva de los tiempos, veremos que siempre ha habido apogeos y declives, y que las que antes y durante muchísimos años fueron sociedades prósperas, ahora no lo son y viceversa, que muchas de las que fueron sociedades pobres en su momento ahora son florecientes, e incluso algunas fueron civilizaciones dominantes y muy potentes en su momento, después tuvieron durante un largo período de tiempo de muchísimos años o incluso siglos de decadencia y estancamiento, y han vuelto a aflorar con gran fuerza y con muy buenas perspectivas en el corto, medio y largo plazo.

sociedad ricaTodos somos iguales genéticamente, y este programa, el genético, nos impulsa a luchar por nuestra existencia, estemos donde estemos y vivamos donde vivamos, nos empuja a la supervivencia de nosotros mismos y de nuestra especie por encima de todos los condicionantes climáticos, geográficos y de cualquier otro tipo. Este programa, por lo tanto, no representa diferencias entre el éxito y el fracaso en la obtención de recursos entre los distintos países, no es una variable a tener en cuenta en el tema que nos ocupa.

Pero tampoco la posición geográfica, ya que países donde la vida es muy difícil por condiciones externas en cuanto a clima y recursos naturales, sin embargo viven o han vivido muy bien, y también lo contrario, en donde hay un climatología y recursos donde sobrevivir es más sencillo en teoría, sin embargo hay más pobreza, pero también ocurre lo opuesto a lo dicho anteriormente, todo depende de a qué tiempos nos remontemos para observar, que en esas zonas haya mucha cuantía económica y calidad de vida, grado de civilización, potencia cultural, militar, influencia… por lo tanto este factor tampoco es determinante.

El programa patológico, en función de los diferentes guiones nos hace, que unas personas vivan solamente para matarse a trabajar, olvidándose de la vida lúdica y de las relaciones personales, y otras que están en el extremo opuesto, no hacen prácticamente nada o casi nada laboral y se dedican a la vida lúdica y el asueto por encima de todo, puedan o no con las repercusiones que esto tiene para sus vidas y la de los suyos. Los demás están a lo largo de los extremos repartidos con sus virus particulares, sin que  estos generen grandes diferencias laborales o productivas en sus sociedades a nivel grupal. Podemos decir entonces, que esta variable tampoco genera una diferencia importante a nivel de sociedad para hacer que ésta, esté nadando en la abundancia o en la miseria.

Entonces, de qué depende que tengamos un país rico o pobre a nivel económico, y las correlaciones importantes para las vidas de esos habitantes que conlleva este nivel de prosperidad  en el bienestar de una sociedad.

Y por cuánto tiempo estará esa sociedad en uno de los extremos o en el medio, en cuanto a riqueza o pobreza material y de medios de civilización, que representan la calidad de vida en la que se unen dinero y progreso.

Pues realmente el único factor realmente importante en la cuestión que nos atañe es el programa cultural, es decir, los datos que conjuntamente tienen más o menos en común todos los habitantes de un país. En tanto en cuanto ese programa y sus contenidos sean adaptativos al entorno, hará a esa sociedad estar ajustada con respecto a sí misma y a las otras; a tener ventajas cualitativas y cuantitativas con respecto a las demás, haciendo que sea competitiva y predominante.

Mientras ese programa, el cultural, esté adaptado a las demandas requeridas, a ese país o sociedad le irá bien. Cuando ese programa se empiece a quedar atrás, dejará de funcionar, nos alejaremos de la realidad y de forma proporcionalmente correlativa al desajuste entre demandas externas y los contenidos internos, irá cambiando y lo que antes era prosperidad se transformará en decadencia, porque se pierde  la contingencia con respecto a la realidad exterior. Lo que creemos qué hay que hacer y cómo ya no es válido, estamos dando respuestas incorrectas para que suceda aquello que querremos que ocurra y lo que obtenemos es lo contrario.

Es como si para abrir una caja fuerte tecleáramos las letras y los números equivocados, en este caso no se abriría; podemos enfadarnos, golpear la caja, deprimirnos, pero ningunas de esas acciones hará que podamos acceder a ella.

Por poner un ejemplo más mordaz, sería como cuando un perro se asusta porque suena un petardo, y ladra y ladra sin parar, con gran fuerza y coraje enseñando potentemente sus colmillos en la terraza de casa; nada consigue porque los niños siguen tirando petardos en la calle, y sin embargo, se sigue asustando, sufriendo y gastando mucha energía de forma absurda.

Las sociedades progresan cuando tienen en el programa cultural datos verdaderos científicamente. Estos son realmente los recursos mentales que nos hacen adaptativos para poder sobrevivir lo mejor posible en un entono, y fuera de esos datos acertados en el pensamiento y la ejecución de estos contenidos, todo lo demás no valdrá para nada, estaremos perdidos si no los rectificamos adecuadamente e iremos desajustándonos y hundiéndonos progresivamente. Mientras, los que hacen lo contrario, es decir, piensan adecuada e inteligentemente, se ajustan y emergen.

El entorno se ha ampliado, antes competíamos con los que estaban al lado, primero en nuestro propio país, después con el de al lado, pero progresivamente se ha ido haciendo más y más grande la zona de competencia y ahora todos competimos con todos por los recursos, con lo que vendemos y con lo que compramos, el mundo se ha globalizado por completo.

Ahora pasa lo que nunca ha ocurrido, que la persona que te quita el puesto de trabajo no es tu compañero, ni el nuevo que vaya a entrar en la empresa, sino alguien que está en el país vecino o a 3.000 o 11.000 kilómetros, porque hace lo mismo que tu haces mejor, más nuevo, más barato o por cualquier otra razón o razones.

Con lo cual, las sociedades que quieran vivir mejor o sobrevivir con cierto bienestar, deben ajustar  sus pensamientos y sus acciones del programa cultural, deben cambiar sus datos obsoletos, falsos realmente, a verdaderos científicamente, más pronto que tarde, pensar adecuadamente en relación a la nueva situación sin quedarse enganchados a conceptos y por tanto ejecuciones que ya no son válidos y que solamente producen desajuste a este nuevo mundo y que llevarán a esa sociedad a la degradación económica, social y del bienestar general de la misma.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Malestar en el trabajo

Si escuchamos a muchas las personas en nuestra sociedad hablar del trabajo, oiremos con facilidad frases tales como: “a ver si hoy acabo pronto y me voy a casa”, “mañana ya es lunes y hay que trabajar, qué fastidio”, “qué contento estoy que hoy es viernes y ya se acabó hasta la semana que viene” o “cuando llegará la jubilación y podré disfrutar de la vida y ser feliz” y otras tantas verbalizaciones de este estilo.

trabajoEn nuestro país al igual que en otros muchos tenemos un virus importante del programa cultural, en el que parece que trabajar es sin duda un castigo del cual por supuesto no se puede disfrutar y del que hay que huir todo lo que se pueda para sufrir lo menos posible; por tanto no puede haber satisfacción pero sí dolor ante esta situación: la laboral.

Sin embargo, el trabajo es una de las actividades más importantes de nuestra existencia es, en principio, a la que más tiempo dedicamos, nos sirve además para ganarnos la vida, para establecer relaciones sociales y para nuestra realización personal.

Por un lado, sentimos que con nuestro esfuerzo, conseguimos una retribución económica que nos permite vivir a nosotros y a nuestras familias y disfrutar de ciertas cosas agradables de la vida, además de sostener a la parte de la sociedad no productiva la cual necesita nuestra ayuda por estar en peores condiciones que nosotros y permitirnos dentro de una sociedad civilizada, que tengamos ciertas coberturas sociales solidarias.

El trabajo además nos sirve para el conocimiento de otros y relación interpersonal, y el ser humano necesita la relación social por naturaleza, dado que el individuo es parte formante de un grupo. Es pues el trabajo una importante fuente de gratificación por obtención de reforzamiento social.

Por último con nuestro trabajo conseguimos sentirnos valorados, autorrealizados, vemos que somos útiles y productivos, notamos que somos una pieza del engranaje de la sociedad que aporta a los demás y se aporta a sí mismo.

Entonces ¿por qué se vive tan mal?

En primer lugar porque supone un gasto energético y eso en la naturaleza siempre se ha medido para poder sobrevivir en nuestros antiguos tiempos, donde la energía y su acumulación y ahorro, era la diferencia entre la vida y la muerte, por eso el tema de la pereza ante la actividad.

En segundo lugar por lo que comentamos anteriormente del virus en algunas culturas donde trabajar es vivido como algo negativo y penalizador, por datos falsos insertados en los cerebros de esas culturas por simple casualidad probabilística, frente a otros que interpretan el trabajo como gratificador.

Y en tercer lugar porque tiene determinados condicionantes, que algunas veces nos hace que no podamos disfrutar de él, a pesar de todo lo que nos aporta en nuestra vida en diferentes ámbitos de ella y los cuales comentaremos a continuación.

El problema no es tener que trabajar, sino la obligatoriedad, el hecho de tener que hacer algo forzosamente y procesarlo así, ya nos hace vivirlo como desagradable. Pero no es sólo tener que desarrollar ciertas funciones, además hay que hacer una cantidad de tareas determinadas dentro de unos tiempos fijados, dar una determinada tasa de productividad, lo cual puede, si no lo manejamos adecuadamente, hacernos sentir mal.

Por tanto finalizaremos diciendo que el trabajo es muy importante en nuestras vidas, por todos los elementos que aporta y que ya hemos mencionado, que nos será más agradable, pudiendo ser muy gratificante, en la medida que lo hagamos más voluntariamente, así como de que obtengamos mayor satisfacción en las tareas que realicemos, tengamos más libertad en la dosificación del esfuerzo a realizar y en los momentos de la realización; y estará muy influido por la interpretación que hagamos del mismo en función de los datos que tengamos con respecto al concepto trabajo; difiriendo mucho entre distintos individuos, familias, países, épocas…

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada, Preadolescencia y Cambio de Respuesta

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 9 febrero 2013
Tags: , , ,

María y Luis son compañeros desde hace muchos años, se sientan juntos al tener los apellidos seguidos ya que en su colegio la norma es sentarse por orden de apellidos, nunca se han llevado bien, más bien como el perro y el gato, y así acaban el curso antes de irse de vacaciones este último verano.

Siempre se meten el uno con el otro, se dicen cosas negativas y se dan patadas por debajo de la mesa, y de ese tipo de cosas una tras otra a lo largo de todos estos años, no ha habido un solo día en que estos dos compañeros tan cercanos se llevaran bien.

Inteligencia real aplicada y adolescenciaCuando les preguntas a los padres de María y de Luis dicen que a pesar de estar tanto tiempo juntos, siempre hablan negativamente el uno de la otra y viceversa, que parece mentira que no quieran coincidir nunca en ninguna actividad extraescolar ni tampoco en la urbanización en la que los padres de los dos viven y eso que a ambas parejas les gustaría poder juntarlos porque ellos se llevan bien y harían más actividades juntos si no fuera porque ellos se niegan a ir el  uno con el otro.

Han acabado las vacaciones y otra vez empieza el curso, Luis ha cumplido 12 años este mes de agosto y María 11, va adelantada casi un año con respecto a los compañeros y compañeras de su clase.

María llega clase y se sienta en su silla de siempre, Luis entra en clase va hacia su sitio y la dice hola amablemente a María y la mira con una sonrisa, ella le contesta con desdén, diciéndole hola también pero con tono negativo, después se sientan y ella sigue a lo largo del día con el tipo de interacción negativa que tenían antes, pero a cada frase despectiva de María, Luis le contesta con una sonrisa, la mira con agrado y la dice algo agradable, incluso al recibir las típicas patadas, que le daba antes María por debajo de la mesa, Luis responde con agrado, es como si dijera: “ dame otra patadita por favor”.

Los dos están asombrados de su comportamiento, María no entiende por qué, ante su andanada verbal y física de estimulación aversiva, Luis responde de esta manera, no le entiende, pero Luis está aún más sorprendido consigo mismo, no sólo no se defiende de María cuando ésta se mete con él de una y otra forma, sino que parece que le gusta, que está por decirla, por favor dame más caña, métete más conmigo y dame más pataditas y pellizcos, no comprende en absoluto.

¿Qué ha pasado en el cerebro de Luis?

Parece que algo ha cambiado de forma importante este verano, de repente, ha entrado el determinismo de uno de los programas que dirigen nuestra vida con sus metas, en este caso es el del programa genético, que ha puesto por delante de la defensa de los intereses de Luis, tanto verbales como físicos, el agradarla por encima de todo, ya no hay que defenderse según esa programación sino conquistar, seducir, y para eso por supuesto llevarse bien por encima de todo, cueste lo que cueste, porque si no, la meta principal que es en el futuro reproducirse, sería muy difícil o imposible, ahora el pensamiento de Luis así como sus respuestas están bloqueadas, su percepción de los acontecimientos está sesgada, adulterada, porque la meta importante ya no es defenderse sino agradar por encima de todo y además sentirse bien, así que lo que hay que hacer es interpretar la interacción, sea del tipo que sea, como positiva y dar siempre una respuesta favorable y amable hasta hacer que María cambie en su formato de respuesta y en el futuro tener opciones de reproducción con ella, lo que antes era claramente malo, ahora es percibido de forma muy diferente; la atención por parte de María sea del tipo que sea es positiva, es buena y maximizaría las oportunidades con ella, ahora todo lo que haga María es vivido como agradable, le encanta, no puede entrar en contradicción con la programación genética porque sino la especie y su ADN podrían extinguirse. Hay que cumplir ciertas pautas de la programación para llegar a la meta por encima de todo lo aparentemente lógico, y todo lo demás carece de importancia y de sentido, incluido el sentido común; por encima de adecuar la respuesta propia a la recibida está el agradar, incluso hasta esta respuesta que es claramente hostil es interpretada positivamente; ya tenemos dañado el procesamiento de información, ya no hay datos ciertos, ni interpretación coherente de los mismos ni por supuesto etiquetado objetivo de lo que nos pasa con la compañera María, ahora hablamos de una meta mucho más importante que defender la dignidad, el dolorcillo físico, hablamos de la replicación futura de nuestro ADN y eso sí que es importante, por lo que todo lo demás son paparruchas y tonterías, lo primordial es que nos cuadre lo que queremos ver, con lo que todo lo que haga María es una maravilla, independientemente de todo y por encima de todo; hay que ganársela y que me pueda hacer caso algún día en la dirección que le interesa a mi programa genético, con lo cual todo lo que vaya en contra de los fines de éste, no será percibido por nuestro amigo Luis por muy negativo que sea.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología

Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Posesiones Materiales

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 21 noviembre 2010
Tags: , , , ,

¿Por qué tendemos siempre a tener más y más, y mejor y mejor de forma casi insaciable en nuestras vidas? ¿Es algo nuevo de la sociedad consumista? o más bien es algo desde que el hombre existe, o desde que los primates nuestros predecesores vinieron a este mundo, o más bien desde que aparecieron los mamíferos, o desde que…

Intentaremos explicar desde la óptica de la Inteligencia Real Aplicada que es algo que existe desde siempre, pero que en los últimos años se ha fomentado por nuestro actual tipo de vida, en el que todos queremos lo último de lo último y de lo bueno lo mejor sin darnos cuenta de lo que esto puede suponernos por muchos motivos.

Posesiones materiales

Queremos tener un chalet vallado, en la mejor zona, con cámaras, de 6 dormitorios, con cuatro cuartos de baño, un jardín de dos mil metros, con neveras llenas de comida, con bodega repleta, con cuatro maravillosos coches en la puerta; dos grandes y rápidos para viajar, un todo terreno para ir al campo y uno pequeño pero bonito y con prestigio para movernos bien por la ciudad,…

¿Quieren esto los leones? Pues parece que algo muy parecido, porque tienen con nosotros un programa genético similar al nuestro, lo cual hace que salvando las diferencias estemos más cerca de lo que ellos hacen, que lo que nosotros nos creemos. Ellos también quieren un gran territorio, seguro, que tenga buena caza y agua; más recursos, más terreno más garantías de supervivencia para uno y su prole, mejor vida para todos así las garantías de éxito se multiplican mucho.

Esto es desde al punto de vista genético, pero claro nuestra cultura está reforzando en exceso el tener y necesitar demasiadas cosas, demasiado buenas y a la última, sabiendo que esto además dura poco porque enseguida habrá algo mejor, con más pluses que dejará viejo lo que adquirimos enseguida, y claro para mantener esto al día necesitamos demasiados recursos y esto nos supone mucho esfuerzo constante para adquirirlos. Esto supone más horas de trabajo, y menos tiempo para disfrutar lo que ya teníamos, algo complicado, o renuncio a lo nuevo o tenemos menos tiempo para disfrutar lo que ya es nuestro. No hay decisión buena, o presión social negativa y tiempo, o posesiones novedosas a cambio de más horas de esfuerzo. Y no sólo dejamos de disfrutar lo que poseíamos, sino que además dejamos de disfrutar de nuestras relaciones personales; familia, pareja, amigos, que son sumamente importantes para nosotros en relación a nuestra felicidad, ya que tenemos que estar generando ingresos para las adquisiciones pendientes y no tenemos tiempo para otra cosa.

Luego evidentemente en algunas personas vendría a incrementar la determinación de los programas genético y cultural en este tema, cuando tienen una patología que les hace sin darse cuenta esclavos por miedo a no tener recursos en el futuro porque les fueran mal las cosas y siempre están acumulando, incrementado en cosas o en cifras económicas que son un sustituto de cualquier refuerzo, cuanto más acumulan más refuerzan la conducta errónea y más irán en la dirección incorrecta, hasta que casi sólo vivan para esto.

También están dentro del programa patológico, los que han de ser los que siempre destaquen por encima de los otros, los que tienen que estar continuamente por encima de los demás en casi todo lo que es puntuable; han de ser los admirados y envidiados, convirtiendo su vida sin darse cuenta en la búsqueda constante y obsesiva de este único refuerzo que les aliena y dirige su vida de forma irremediable.

Tanto en un caso como en el otro,  esta actuación determinista en gran medida por el guión patológico, se paga muy cara, tanto por el esfuerzo que han de realizar como por el sufrimiento que les produce nunca estar donde les gustaría, porque siempre es poco evidentemente, ya que están reforzando lo que es malo para ellos, así como por el aislamiento social y lúdico al que tienen que renunciar ya que no hay tiempo, así como por el esfuerzo físico y psicológico que han de realizar de forma sistematizada.

Pero, ¿dónde está el término medio? Es difícil de encontrar en esto como en todo.

Privarse de todo aquello que supone avances y confort en la calidad de vida sería un error ciertamente, pero vivir esclavizado porque hay que tener lo último de lo último de todo aquello que sale nuevo, sería de ser muy poco inteligentes. Por tanto habrá que hilar muy fino y echar cuentas de rentabilidad real a nivel vital, lo que compense ciertamente, sería importante acceder a ello cuando podamos para sentirnos mejor y nos ayudará a ser felices, pero todo lo que suponga estar agobiado porque los programas de nuestro cerebro nos empujan hacia un consumo para quitarnos la ansiedad y entrar en un círculo vicioso, la verdad es que es poco deseable ya que nos llevará a una infelicidad segura.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología
Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Problemas Sexuales Femeninos

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 6 febrero 2010
Tags: , , , ,

sexualidad femeninaEn este artículo trataremos sobre el tema de los problemas sexuales más comunes en la mujer e intentaremos darles una explicación a estos desde el punto de vista de la Inteligencia Real Aplicada para hacerlos más cercanos y entendibles tanto para mujeres como para hombres, ya que ambos están igual de interesados en el conocimiento de estos problemas aunque por motivos diferentes evidentemente.

Refiriéndonos a porcentajes, los que representan el grueso de las consultas dentro de los problemas sexuales en la mujer son: falta de deseo, problemas en la excitación, problemas con el orgasmo y problemas en la penetración, bien por la imposibilidad de tenerla o porque esta se produzca con dolor.

Si intentamos explicar el conjunto de estos problemas con el modelo Inteligencia Real Aplicada dentro de lo que es el procesamiento de información tanto externa como interna, comenzaremos diciendo algo que alivia mucho desde el principio; y es que no hay problemas sexuales, nos los creamos o nos los han creado, tan sólo son datos falsos en las cabezas de las personas que los tienen, evidentemente siempre y cuando las causas sean psicológicas.

El programa genético y su aplicación en la acción fisiológica no tiene problemas nunca, funciona excelentemente si es que alguien te atrae, y esto es muy importante, ya que si no hay atracción es que no hay interés en tener relaciones sexuales con esa persona y por tanto no funcionamos, no queremos y eso es una opción en la elección que se realiza de forma inconsciente por este programa. Por tanto, lo que hay que saber es discernir con claridad meridiana, y esto es prioritario por encima de cualquier otra cosa, si alguien no me atrae de verdad, o esa falta de atracción está producida por virus que interfieren en mi proceso de selección automática que está diciendo que sí me gusta y me atrae alguien, pero no me dejan estos virus actuar de forma natural.

Los humanos estamos muy bien diseñados a nivel genético y fisiológico, y todo marcha a la perfección de forma automática salvo que se interfiera activamente en ese buen funcionamiento con conocimiento erróneo, bloqueando de esta forma una respuesta saludable y automatizada que tenemos en nuestro repertorio desde siempre.

En concreto, la mujer genética y fisiológicamente está muy dotada para el buen funcionamiento y el disfrute sexual, tanto en la cantidad de relaciones que puede tener con resultado de orgasmo, como en la variedad de sensaciones diferentes que puede percibir en distintas zonas erógenas, así como en la intensidad con que recibe estas sensaciones; diríamos que es una afortunada con respecto al hombre.

¿Qué pasa entonces para que no se disfrute o no se pueda ni siquiera poder actuar para ver si se disfruta o no, o incluso se tenga rechazo a algo muy placentero como son las relaciones sexuales en la mujer? Hay una explicación básica y esta está fundamentada en los datos suministrados por los programas cultural y/o patológico, los cuales producen sesgos y bloqueos, bien por uno de los dos programas o por la suma de ambos dependiendo de ocasiones, en este caso entrarían en conflicto los mensajes sanos de la genética y la fisiología con los que son virus de la cultura y la psicopatología.

A la mujer culturalmente se la da una educación de bastante más censura en la temática sexual tanto en la expresión verbal como en la actuación física, así como en los pensamientos internos que pueda tener con respecto al sexo.

Luego, como siempre, si se ha entrenado algo con cierta frecuencia, aunque sea de forma inconsciente y automática surgen los problemas que nos crea el programa patológico, es decir, se ha producido un aprendizaje antagónico a lo natural y espontáneo.

Uno solo por sí mismo de estos programas con datos negativos con respecto al sexo, y no digamos la suma de ambos, hacen que aparezcan problemas sexuales tanto en el deseo como en la excitación, y/o en la interacción sexual y en el orgasmo; y provocan ansiedad en las relaciones sexuales o ante la posibilidad de tenerlas, lo cual impide tener una actividad y una vida sexual agradable y satisfactoria tanto a nivel físico como psicológico.

Lo que ha pasado es que hemos creado una base de datos falsos que son los que hacen que el pensamiento y conducta sexual se vean afectados negativamente para poder pensar y actuar bien con respecto a este tema. No se puede pensar bien aunque se quiera porque no nos damos cuenta de dónde se falla, de dónde sesgamos; no tenemos alternativas de pensamiento, y para poder pensar inteligentemente hay que hacer un entrenamiento antagónico al que se ha hecho, donde nuestro programa inteligencia acabe quitando estos datos equivocados, reconociéndolos como ficticios y generando otros ciertos y saludables con respecto a la temática sexual y a las relaciones sexuales, los cuales a su vez quitan los bloqueos y generan respuestas normales y gratificantes que no son evaluadas negativamente, sino al contrario, con lo que se establece un proceso circular positivo que sustituye al que había anteriormente que era negativo.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología
Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Divorcio

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 26 enero 2010
Tags: , , , ,

Últimamente aparecen con más frecuencia en casi todos los medios de comunicación datos crecientes y contundentes sobre el número de divorcios que se hacen efectivos. Sin entrar en maremágnum de cifras, podemos afirmar, que cuando menos más de un 50 % de las personas que se casan, se divorcian en un plazo inferior a diez años, y que la tasa de divorcios de personas casadas hace más de diez años, también se ha empezado a incrementar de forma considerable en este último decenio.

Esto además, lo vemos los psicólogos reflejado en nuestro trabajo cotidiano, ya que cada vez es más usual que la vía de entrada a la ansiedad y a la depresión, tenga como desencadenante una ruptura de pareja, y por tanto, que cada vez se haga más trabajo en mediación familiar, para ver si es posible que la pareja siga; si los dos miembros lo desean, o que se produzca una separación lo menos traumática posible para ambas partes y para los hijos en el caso de que los hubiera.

Intentaremos dar una explicación lo más concreta, clara y seria posible de este complicado tema de la separación y el divorcio, para que sea útil y cumpla con una buena labor profesional dando cierto grado de conocimiento y entendimiento.

divorcio

Desde la óptica de la Inteligencia Real Aplicada, existen ya de base dos mensajes contradictorios, uno que es el que da el programa genético, el cual nos dirige a que tengamos relaciones con todas aquellas personas que nos atraigan al considerarlas atractivas y por tanto buenas para hacer entre ambos copias de ADN.
Por otro lado, nuestro programa cultural nos encamina hacia lo contrario, tener una persona con la que formar una familia estable y para siempre, para compartir con ella toda nuestra vida.

Estos dos mensajes son contradictorios y nos generan una discrepancia importante y un malestar constante al ser muy difíciles de conciliar.

La solución a esta contradicción es lo que vemos en nuestros días, la monogamia sucesiva, es decir, tener varias parejas distintas, en momentos diferentes, a lo largo de la vida, con pequeños o grandes períodos en los que no se tiene pareja alguna o se tienen personas de forma ocasional.

Tenemos pues un serio problema que resolver, no sólo de pensamiento, sino también de acción. Romper una relación de pareja no es fácil a nivel afectivo, pero tampoco a nivel real. Romper una relación con alguien que queremos, nos lleva casi siempre a saber que tenemos que sufrir una pérdida que nos será bastante dolorosa, pero también hemos de perder una situación habitualmente cómoda y estable, que nos da seguridad y cierto bienestar. Excepto en aquellas parejas en las cuales ya no hay cariño y la relación es muy dolorosa para ambos por estar todo demasiado deteriorado, cuesta mucho tener una ruptura.

¿Pero qué está pasando de un tiempo a esta parte para que haya tantas y tantas parejas que rompen?

Nuestra cultura ha cambiado y está cambiando de forma muy rápida, lo que antes no era legal, divorciarse, ahora lo es, lo que antes era más difícil, al menos era a nivel legal más complicado, ahora es mucho más fácil. Pero no sólo esto lo explica todo, vivimos en un mundo que con demasiada frecuencia nos genera expectativas erróneas, en el que parece que todo ha que ser maravilloso y perfecto, incluidas las relaciones de pareja; por si esto fuera poco, cada vez tenemos menos tolerancia a la frustración, no aguantamos casi nada negativo, incluido lo que tiene nuestra pareja, cualquier cosa que nos cueste sacrificio, lo apartamos rápidamente de nuestras vidas, y esto hace que muchas veces se rompan parejas que se gustan y se quieren, al no dedicar el tiempo y el esfuerzo necesario para resolver adecuadamente sus diferencias.

Para terminar de complicar aún más las cosas, aparece el programa patológico individual, que muchas personas tienen, las cuales desconocen que lo tienen, y que les hace muy difícil que puedan tener una relación estable de pareja mantenida en el tiempo; bien porque ellos huyen de tener una pareja aunque no se den cuenta y luego sufren por no tenerla, o bien porque sus parejas rompen con ellos con más frecuencia de lo normal por tener determinadas peculiaridades, provocándoles estas rupturas un dolor importante en sus vidas en ambos casos.

Dentro del primer grupo estarían aquellas personas a las que les produce malestar la pareja porque enseguida se sienten juzgados y evaluados afectándole esto en exceso, las hay que no aguantan el compromiso y la implicación básica necesaria para que una pareja siga adelante, las hay que ante cierto nivel de dificultad por conflictos normales de interacción, temen sin demasiada base que su pareja rompa y rompen ellos antes.

En el segundo grupo nos encontramos aquellas personas que, sin saberlo, su forma de actuar hace que les sea muy difícil tener una pareja de largo recorrido, y como esto es inconsciente, no pueden encontrar los motivos que les provocan estas rupturas. Aquí encontramos las personas que se defienden de la pareja excesivamente sin que estas les dañen como ellas se creen que lo hacen, las que dan muy poco y esperan recibir mucho más, y aquellas cuyo individualismo está muy por encima de la pareja.

Así pues, podríamos decir que hay un cambio de tendencia con respecto al divorcio en los últimos diez años, con un incremento muy importante de personas que se divorcian, que tiene su base en el ajuste de las metas diferentes entre los programas genético y cultural, que al poderse de ejercer de forma legal, emocional y económica hacemos cada vez más uso de él, aunque a veces, podemos hacerlo en contra de nuestra felicidad, porque si algo merece la pena hay que dedicarle el tiempo y el esfuerzo necesario y suficiente para que continúe; pero que hay que llevar a cabo de la forma mejor posible, siempre que siendo individual y emocionalmente equilibrados, esa relación nos conlleve infelicidad de forma mantenida.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología
Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es

Inteligencia Real Aplicada y Celos

Posted in ARTÍCULOS IRA por inteligenciarealaplicada en 11 noviembre 2009
Tags: , , , ,

CelosCada vez nos encontramos más personas en las consultas que tienen celos intensos de forma habitual, que se les van de las manos, los cuales les hacen sufrir de forma importante y ponen en peligro la continuidad de la relación con su  pareja por presiones permanentes hacia la misma, lo que convierte lo que en principio era una relación estable y placentera en un infierno para ambos lleno de inestabilidad.

Podríamos explicar esto básicamente por dos razones: porque vivimos en una sociedad en la que de forma progresiva las relaciones son menos sólidas, hay menos fiabilidad, implicación y compromiso, esto lo vemos en nuestros entornos más cercanos y lo extrapolamos a nuestra pareja. Lo que vemos en nuestro mundo social más próximo lo proyectamos a nuestra relación, haciendo que sintamos menos seguridad en nuestra pareja y pongamos en marcha mecanismos de control para que no ocurra esto que observamos a nuestro alrededor.

Hay además un segundo factor, que es la generalización del mundo científico de nuestra sociedad a otras variables vitales, como es  el mundo de las relaciones de pareja. El mundo de la pareja es más falible frente a la eficiencia científica tecnológica que percibimos en la sociedad del siglo XXI de manera no demasiado consciente, en la comunicación, en la medicina, etc. sin embargo, la pareja se basa en gran medida en la confianza y el compromiso y no en la eficacia y la comprobación constante y sistemática.

Los celos, desde el punto de vista de la Inteligencia Real Aplicada, son la combinación y la asociación de redes de la programación automática, del programa genético y cultural y, en ocasiones, también del patológico.

La meta de nuestro programa genético en la reproducción es que hagamos copias de nuestro ADN, cuantas más copias y de mayor calidad mejor; por tanto, pensar en la probabilidad de que la persona elegida en el caso de las mujeres, haga copias a otras, y que una persona elegida por un hombre, vaya a tener copias que no son mías, crea un gran desasosiego, para que de esta forma dediquemos tiempo, esfuerzo y energía a evitar que esto suceda como sea.

El programa cultural en esta ocasión se suma para incrementar el malestar, ya que el hecho de ser una persona engañada, alguien a quien le han puesto los cuernos es algo que nos tiene que producir un gran dolor, rompernos la seguridad, hundir nuestra autoestima, hacernos sentir inferiores y culpables porque no hemos sido capaces de mantener, defender y conseguir la exclusividad de forma constante de esa persona hacia nosotros, y nuestra vida ha de verse, según este programa, dañada irreversiblemente por no haberlo logrado.

En lo concerniente al programa patológico, en este tema de los celos, hay varios tipos diferentes de programaciones que ayudarían a sentirnos peor en función de la personalidad de partida y del valor cuantitativo de cada uno. No se puede decir que uno nos haría sentir mucho peor que otro, ya que es imposible ponderar el malestar que produciría cada uno con respecto al otro en personas diferentes con patologías diferentes.

Pondremos unos cuantos ejemplos de tipos de programas representativos, ya que no incluiremos todos los existentes que podrían entrar en los celos para no hacerlo demasiado pesado y aburrido.

Si tomamos la variante obsesiva, esta persona daría vueltas y vueltas de forma constate al tema de la posible infidelidad, reduciendo casi todo su tiempo vital a la obsesión y al control en imaginación sobre todo, aunque también en realidad, de lo que puede suceder o ha sucedido para que no se repita.

Si nos referimos a la variante de personas con mucha suspicacia, estos dedicarían una vez se les ha introducido el tema de los celos como prioritario a evitar ser dañados y defenderse en exceso, olvidando casi por completo el resto de su vida y dedicándola a esta tarea, convirtiendo su existencia y la de su pareja en algo muy dañino psicológicamente para ambos.

En el estereotipo con un exceso de narcisismo, esta persona sufriría mucho por este tema, ya que el daño producido a su imagen y a su personalidad pensaría que es difícilmente reparable, y el impacto por lo tanto para él es de gran envergadura. Tendría pues daños emocionales y personales de consideración que le llevarían a un gran malestar.

Por tanto, la complicada temática de los celos, dependería de factores ambientales como son los entornos cada vez más inseguros y menos fiables personalmente, de una generalización excesiva del mundo científico de nuestros días llevada a parámetros emocionales; pero también de los programas que nos conducen y dirigen hacía el malestar, contra los que habrá que enfrentarse y cambiar para ser en nuestras vidas mucho más libres y felices.

Fernando Huerta Moreno

Registro de la propiedad intelectual.

M-007148/2008. M-007235/2009. M-008020/2010. M-005632/2011.

Humane Centro de Psicología
Psicoterapia, Coaching y Cursos.

www.humane.es